Tarot de Marsella

Tarot de Marsella, único dentro de una gran variedad

En la larga historia del tarot se han generado múltiples variantes que en su diseño imprimían el sello especial de la cosmovisión del momento. Es posible recorrer cada país y época para comprobar cómo el juego de los arcanos recreaba la mentalidad que daba sentido a todas sus creaciones y esperanzas. Después con el paso de los años algunos tarots han tenido más fortuna que otros.

Se estima que hay unos 7000 tarots distintos cada uno con sus particularidades, pero entre todos destaca el tarot de Marsella. Él ha sido la inspiración de otros que le han seguido sin alcanzar el prestigio y la permanencia de sus figuras.

tarot de marsella

Una simbología misteriosa y mágica

El tarot de Marsella ha sido apreciado por artistas y ha sido utilizado en terapias de psicoanálisis. La fuerza de su simbología convierte a cada espectador en un intérprete y en ese ejercicio que hace el cliente está un diagnóstico de su propio yo.

Todas las tensiones sociales y psicológicas que depara la vida se expresan en el tarot de Marsella con una gran claridad. Cada rol social se ve como una conjunción de fuerzas mayores que lo gobiernan.

Una tradición del sur de Europa

El tarot de Marsella se dio a conocer en el siglo XV posiblemente tenga un origen italiano aunque fue en el sur de Francia donde arraigó y se mantuvo hasta la actualidad. En los colores y otros elementos del diseño muestra la influencia del arte gótico de las vidrieras catedralicias que poblaban Europa.

Cada carta expresa una dirección del destino. Hay una afirmación implícita en su diseño de que nada es casual y todo tiene que ver con todo. La elección de las cartas da una lectura del presente y de todas las potencias que interactúan en él.

Así, el tarot de Marsella puede ser citado como el padre de todos los demás tarots y su expresión más genuina.